Antecedentes

Introducción

Desde junio de 2013, representantes de organizaciones y comunidades de Coclé, Veraguas, Chiriquí y la comarca Ngäbe Buglé, junto a activistas socioambientales, han participado de reuniones para lograr una nueva articulación y coordinación de acciones, saberes y experiencias entre personas y organizaciones en la defensa de los derechos humanos y de la naturaleza a partir del reconocimiento del agua como fundamento de la vida y por tanto, de cualquier sistema social, cultural, económico o político posible, ante las múltiples amenazas que se presentan en el horizonte.

Durante este proceso se construyó la identidad de la RNDA:

Misión

La Red Nacional en Defensa del Agua es un espacio de organización de regiones, comunidades y personas que defienden los ríos, el agua, la tierra, los derechos humanos y de la naturaleza, afectados por proyectos hidroeléctricos y otros; generando, compartiendo y reproduciendo información, gestionando el trabajo colectivo con las comunidades y organizaciones de base, reuniendo esfuerzos y presentando diversas propuestas, para incidir en los procesos de toma de decisiones de las comunidades, municipios y el gobierno central.

Visión

La Red Nacional en Defensa del Agua representa la voz independiente de los defensores de la vida, los ríos, el agua, la tierra, las comunidades y personas afectadas por proyectos hidroeléctricos y otros que atentan contra los derechos humanos, la dignidad y el ambiente, a nivel nacional, propiciando el intercambio de experiencias positivas y negativas, con la capacidad de presentar propuestas al Estado, generando discusiones e incidiendo en la toma de decisiones con el objetivo de lograr el bienestar integral de las comunidades.

 

Principios

  1. Agua para la vida. Defendemos la visión del agua a disposición de todos los seres vivos en cantidad y calidad suficiente, frente a las visiones del agua como recurso o mercancía destinada a ser explotada con fines de lucro.

  1. Responsabilidad. Todos los miembros de la Red, desde sus espacios y capacidades, actúan permanentemente en defensa del agua por una responsabilidad asumida de manera consciente y voluntaria.

  1. Igualdad. Todos los miembros de la Red tienen iguales derechos y deberes para realizar la misión y visión de la Red.
  1. Transparencia. Toda la información de la Red debe estar disponible y accesible a todos sus miembros, según las formas de comunicación existentes. Es un deber de todos los miembros informar a la mayor brevedad posible y por los medios disponibles, todo lo que haga como parte de la Red.
  1. Independencia. La Red se conforma para el cumplimiento de sus objetivos y la realización de su misión y visión, acorde a estos principios. No es admisible subordinar lo anterior a las agendas de partidos políticos u otras organizaciones, en cuanto le sean
  1. Democratización. La Red tiende a democratizarse de manera permanente, entendiendo esto como un proceso de progresiva distribución de responsabilidades entre sus miembro. Las posiciones que ocupe una persona como parte de la Red, deben entenderse como una responsabilidad hacia los fundamentos de la Red, no como un poder sobre la misma. Se prestará especial atención a la participación de jóvenes, mujeres y pueblos indígenas.
  1. Compromiso. Más allá de la solidaridad, somos tod@s parte de una Red en la que cada uno comparte la suerte de todos los miembros. Una parte de la Red no puede beneficiarse a expensas de otra parte.

Objetivos

  1. Hacer visible ante la opinión pública y las personas tomadoras de decisiones la importancia del agua para la vida digna de todos los seres vivos y la existencia de comunidades, regiones y pueblos afectados por proyectos hidroeléctricos y otros.
  1. Comunicar de manera permanente la posición de la Red, sobre los temas relacionados con el agua, los ríos, proyectos hidroeléctricos y otros, contrarrestando los discursos oficiales y empresariales, enfocando alternativas a la visión neodesarrollista.
  1. Incidir en la opinión pública y en espacios de toma de decisión de manera crítica y propositiva, para propiciar la creación o el cambio de las políticas de gestión integrada del agua, ambiental y energética, que respeten los Derechos Humanos y de la Naturaleza.
  1. Promover y desarrollar la formación técnica y política de los miembros de la Red, aprovechando los recursos en el país y aquellos provenientes de coordinaciones regionales que se logren establecer.
  1. Recoger los datos y preparar documentos sobre temas definidos como de interés prioritario para la Red.
  1. Participar y representar en consenso los intereses de las comunidades afectadas en distinto escenarios relacionados al tema y ante distintos actores, conversar, compartir visiones y buscar posibles alianzas con otros sectores, manteniendo la independencia política y la importancia del tema de la Red.
  1. Presentar recursos técnicos y legales a nivel local, nacional e internacional, contra las acciones que violen la Constitución, las leyes y acuerdos internacionales, emprendidas por instituciones, funcionarios, empresarios u otros que favorecen el desarrollo de los proyectos que afectan el bienestar de las comunidades, personas o el ambiente.

El viernes 13 y sábado 14 de diciembre de 2013, integrantes de la Red Nacional en Defensa del Agua (RNDA), como espacio autónomo de encuentro, articulación, intercambio y de solidaridad entre organizaciones sociales, comunitarias, indígenas, campesinas, ecologistas, profesionales, colaboradores y comunidades, que luchan y se fortalecen con el objetivo primario de responder a la defensa de la tierra y el agua como bien común y los derechos humanos, se reunieron para prever y decidir un marco para las acciones que nos pueden llevar desde el presente hasta un futuro deseable, entendiendo la planificación estratégica como un instrumento que sirve para tomar decisiones dirigidas hacia objetivos dentro de un proceso de cambio.

La jornada incluyó un recorrido por ríos de la región para observar la situación del agua y los efectos de los proyectos hidroeléctricos sobre los caudales, la definición de problemas, causas y efectos, el análisis de los elementos estructurales y coyunturales del escenario (ver Anexo 1), análisis de actores, posiciones, intereses, fuerza y capital político, fortalezas y debilidades de la RNDA (ver Anexo 2), identificación de objetivos, líneas de acción y responsables (ver más adelante).